sábado, 5 de junio de 2010

¡Mario Conde, again……., y otros muchos!

.

Yo no sé si Mario Conde es, o ha dejado de ser masón, opiniones hay para todos los gustos y algunas muy fundadas y preocupantes; yo no sé si Mario Conde fue justa o injustamente condenado, opiniones hay para todos los gustos y algunas preocupantes; yo no sé si Mario Conde pretende entrar en política a medio plazo, él dice que no pero ¿quién sabe hoy nada a medio plazo? - Lo que sí que sé es que Mario Conde no es, ni mucho menos, tonto.

Lo vengo siguiendo en su “blog” desde hace algún tiempo. Lo vengo siguiendo en su participación en el “Gato al Agua” de Intereconomía todos los jueves noche. Está impulsando una Fundación que reivindica a la sociedad civil frente a los políticos profesionales. Dice M.C.: “…..es la sociedad la que debe definir cómo quiere organizarse y los políticos implementarlo. Es la sociedad -y no los políticos- la dueña de su destino.” – De acuerdo, las actas fundacionales suelen ser un tanto grandilocuentes, pero no pueden ser de otra manera.

Proclama M.C., y tiene razón, que “Es la hora de que los empresarios en particular y la sociedad en general pasen a ocuparse de modo directo de los asuntos públicos”. Esto es lo que parece que la Fundación va a promover, y a lo que se va a dedicar, atendiendo la idea de “que la sociedad civil se ha desentendido de los asuntos públicos y que hay pasar de las ideas a la toma de responsabilidad”. Hasta el momento, lo que M.C. ha dejado entrever en su blog, como filosofía de fondo, es que “la clase política, en toda su amplitud, es un problema” y que “Nuestra misión – la de la Fundación - se mueve en el ámbito de la arquitectura de valores, en los modos de pensar. Queremos que esos modos de pensar se instalen en la sociedad”. - Sus propuestas más concretas, son las siguientes:

“Tenemos que repensar el Estado, en sus funciones y estructura”

• “Por ejemplo, ¿tiene sentido que los empresarios participen en las listas de los partidos en calidad de independientes?”


• “Es la hora de que los empresarios en particular y la sociedad en general pasen a ocuparse de
modo directo de los asuntos públicos”

• “Si la solución a la crisis depende de la inversión empresarial y del suministro del crédito, hay que ocuparse de que eso se produzca”


Yo no sé si Mario Conde es, o ha dejado de ser masón, opiniones hay para todos los gustos y algunas muy fundadas y preocupantes; yo no sé si Mario Conde fue justa o injustamente condenado, opiniones hay para todos los gustos y algunas preocupantes; yo no sé si Mario Conde pretende entrar en política a medio plazo, él dice que no pero ¿quién sabe hoy nada a medio plazo? - Lo que sí que sé es que Mario Conde no es, ni mucho menos, tonto.

Sin embargo, es bueno que este tipo de rebeldías democráticas se produzcan en la sociedad civil, es más, que cada uno de nosotros apoyemos, desde la propia sociedad, de manera activa, libre y espontáneamente, difundiendo públicamente, aquellas iniciativas concretas que sean afines a nuestros modos de pensar. Todo ello, evitando irracionales adhesiones fervorosas, incondicionales, e innecesarias, pero evitando también que la sociedad siga dormida en estado vegetativo, cataléptica, dubitativa y pusilánime.
.
Si Mario Conde proclamara, que lo hace, que nadie pone en duda el derecho de una mujer a interrumpir su embarazo, no por su posible pertenencia a la masonería, sino por su postura abortista, debemos de dejar de apoyar cualquier iniciativa suya en este sentido. Sin embargo, si Mario Conde reivindicase, que lo hace, el que la sociedad civil no se deje secuestrar por la clase política, no por sus afiliaciones y aspectos de su pensamiento que no compartamos tenemos que dejar de reivindicar la autonomía civil frente a los políticos. Debemos movernos por ideas y principios, en vez de de por filias y fobias. Tendremos que arriesgar con ética moral, e inteligencia.

Habrá que esperar y ver cómo se concretan estas aspiraciones, qué iniciativas y propuestas concretas articula la Fundación que M.C. viene impulsando, en qué ámbito quire moverse e influir; habrá que esperar y ver quiénes, con la elocuencia de su trayectoria personal pasada, más que con sus grandes palabras, refrendan el proyecto.

Mientras tanto, ¡Bienvenido, Mario Conde……., y otros muchos que ya existen o puedan surgir con propuestas argumentadas que permitan revitalizar a la sociedad civil!




.

11 comentarios:

María M dijo...

Yo no pondría mi confianza en alguien así, que era tan amigo de González en su momento.

Gonzalo dijo...

Pues yo no tengo ningún interés en esperar a ver qué hace o deja de hacer Mario Conde. Siempre me ha parecido un chorizo, ególatra y masón que fue en su día un peón del PSOE y me gustaría que quitara sus manos de Intereconomía. ¿Que ha montado una fundación de neomasonería budista? Pues me trae al pairo. Es un tipo extremadamente peligroso y debería de dejar de dársele cancha en los medios de la derecha en España. Me sorprende que se hable de él en términos tan ambiguos en un blog de HO.

Anónimo dijo...

Si de verdad afirma un derecho que no es tal, y no existe el derecho a matar como es el aborto, no me merece la más mínima atención. Sólo me confirma con pena que, desde hace tiempo, en la derecha se va colando todo lo corrupto.

El recurso a despertar a la sociedad dormida, enferma, etc... es más viejo que el andar a pie, como acicate para lograr adeptos.

Tal como se presenta, da la sensación de querer crear una formación o "nueva aristocracia", la de los empresarios, (vamos, que no manden los burgueses), lo que tampoco es nuevo, pues "poderoso caballero es don dinero".

Qué quiere que le diga: imagino que tras una temporadita de cárcel hay que sacar todo el provecho posible, desde la postura victimista...

Empieza a aburrirme la política. Se repite demasiado.

fromspanya dijo...

Gonzalo, si decir literalmente que “debemos de dejar de apoyar cualquier iniciativa que apoye el aborto” es expresarse de manera ambigua, no puedo dejar de imaginarme lo que puede significar expresarse de manera explícita. Supongo que será pronunciarse con el tipo de imprecaciones tales como las de “chorizo, ególatra y masón” que públicamente forjan una imagen de agresividad y descalificación ayuna de argumentos. Quizá, Gonzalo, una mayor reflexión sobre el contenido de lo que digo en mi artículo…….

María, tal como creo que queda expuesto en mi exposición, mi postura, en la que va implícita mi confianza, es la de evitar fervorosas adhesiones irracionales, incondicionales, e innecesarias. Dicho esto, y sin caer en la ingenuidad, creo que es necesario estar abierto a compartir y apoyar estados de opinión sobre iniciativas concretas que no comprometan nuestros principios personales pero que, frente al desencuentro social, propicien lugares de encuentro con personas con las que no lleguemos a estar de acuerdo en muchas cosas. Claro, siempre que haya honestidad intelectual, esto exige un mayor esfuerzo que las posturas radicalmente excluyentes.

Anónimo, pienso que la corrupción no es patrimonio de la izquierda, y que por ello no se cuela en “la derecha”. La corrupción está en todos lados, si bien florece más allá donde el sustrato es el relativismo y la falta de principios. Por otro lado, es comprensible y humano el desmayo y aburrimiento ante el panorama que sufrimos en nuestra sociedad, pero la actual degradación de ese panorama es ya consecuencia de esa actitud. Es un lujo, el de mirar para otro lado, que yo no me quiero permitir.

Gracias por vuestra lectura y comentarios.

Anónimo dijo...

Pues a mí, Mario Conde me cae muy bien. Y también lo sigo los jueves en el Gato al Agua de Intereconomia. Mario Conde me parece una persona inteligente que, si por un lado, analizamos su vida académica y profesional se le debe reconocer valor, capacidad y trabajo para poder llegar a presidente de Banesto. Es verdad que ha ganado mucho dinero y también lo ha dado a ganar a su socio con la venta de Antibióticos a los italianos. Pero eso no es ningún crimen y pienso que los italianos no eran tan tontos para pagarles una fortuna.
Su error, llegar a ser presidente de un banco – eso los banqueros tradicionales de este país no le han perdonado – y por otro lado, hacerse querer en los medios políticos de la derecha, que los cabecillas de los dos principales partidos políticos de la época – J.M. Aznar y F. González, consideraban un potencial problema para el futuro de ambos a curto o medio plazo. Si habéis visto el programa en Intereconomia sobre “El caso Banesto” sabéis que estos dos políticos reunidos en la Moncloa se han puesto de acuerdo (los banqueros los apoyaron) para desbancar a Mario Conde de presidente de Banesto.
Mario Conde ha sido victima del poder político y financiero de la época y lo ha pagado muy caro con la cárcel.
Si Mario Conde es masón no lo sé, pero reconozco que tiene las ideas muy claras que sabe mucho sobre el Derecho y no me sorprende que mucha gente en este país estaría dispuesta a darle su voto para gobernar España y sacarla de esta crisis. Desde luego pienso que lo podría hacer mucho mejor que ZP.
En su blog del pasado 2 de Junio, habla de crear una Fundación. En ella se refiere: “Queremos que la sociedad recupere su papel: es la sociedad la que debe definir como quiere organizarse y los políticos implementarlo. Es la sociedad -y no los políticos- la dueña de su destino”.
Estoy de acuerdo con este principio y desde luego estoy dispuesto a apoyar y a defender cualquier agrupación, asociación o institución que defienda los valores tradicionales con lo que se han construido Europa y el mundo occidental en el siglo pasado. Esos valores se han perdido en gran medida con la llegada del progresismo laico, programado y defendido por una izquierda rancia y demagoga desde el mayo del ’68 y mas recientemente con la caída del muro de la vergüenza.

Gonzalo dijo...

Pues yo, cada vez que aparece el luciferino Conde en Intereconomía, cambio a Popular Mariavisión o a Libertad Digital. Más que nada, para no vomitar la cena.
Ahora va a resultar que este señor es una pobre víctima de "los políticos", que no vendió nuestra industria farmacéutica para obtener un inmenso pelotazo, que no es masón, que no se compró doctorados honoris causa, que no pactó con el PSOE la creación de una alternativa que desbancara a Aznar en la derecha, que no hizo una gestión ilegal de Banesto que le llevó a la cárcel, que no fagocitó al CDS...
Este señor, si es de algo víctima, es de su propia ansia desbocada de poder, que parece (aunque él diga lo contrario) que no le ha desaparecido un ápice tras estar en la cárcel.
¿Que ha montado una fundación? Y qué, ¿vamos a aplaudir con las orejas porque un masón más haga eso? ¿Qué son esos cambalaches de "Debemos movernos por ideas y principios, en vez de de por filias y fobias. Tendremos que arriesgar con ética moral, e inteligencia"? Es bien sabida la capacidad de seducción de este pájaro, pero no me imaginaba que llegara a gente de blogs de HO.
Hay cientos de personas honestas que montan fundaciones honestas con las que se pueden montar colaboraciones honestas... y no creo que Mario Conde, dada su trayectoria ideológica y personal, tenga la más mínima intención de remar a favor de la Cultura de la Vida. Los riesgos, los mínimos.

Anónimo dijo...

Gracias fromspayn por el comentario que comparto al 100 %, y por ponerte en mi piel ante el desolador panorama actual.
Ciertamente la corrupción no es patrimonio de ningún partido o tendencia ni se trata de pasar de la política.

Si M.C. tiene algo bueno que aportar la sociedad, adelante...
Pero si empiezan dciendome que es abortista, ya desconecto: No tiene credibilidad para mí quien no tiene claro el primer derecho, que es el de la vida. Lo demás no tendría sentido sin ella.

El primer acto de democracia fue la muerte de Cristo. ¿Queremos que sean los ciudadanos los que voten la muerte de inocentes gracias a su mayor participacón en la política, y diluir la responsabilidad?

Los líderes deben serlo de verdad, no de gomina, ni de los intreses de una minoría que maneja el dinero a costa de rebajar la moral, porque esos son los judas de toda la vida.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
J.M.Tenreiro dijo...

No voy a añadir nada nuevo a lo ya comentado.
Pero la sola presencia del señor MC me produce inquietud, y lo menos que podría hacer Intereconomía es restringirle su participación en las tertulias pues ya veo que no soy el único espectador que se ve forzado a cambiar de canal cuando participa en ellas el citado personaje.
Lamento tener que expresarme en estos términos pero ¿qué hace este señor en una cadena cuyo éxito radica en la valentía con que proclama "orgullosos de ser católicos y orgullosos de ser españoles" ?

Muy atentamente,





'

Raquel dijo...

Pues yo veo esta iniciativa magnífica, creo que la sociedad civil debe tener el papel que le pertenece y no dar manga ancha cada cuatro años a personas que en nombre de los que los votan hacen a su antojo toman decisiones y medidas que no tienen nada que ver con el día a día del ciudadano medio asfixiando cada vez más a la clase trabajadora que somos la mayoría, vamos para atrás, ¿de qué sirven los gobernantes de nuestro país si luego llegan los que realmente cortan el bacalao a imponer recortes basandose en un modelo que no se ajusta con la realidad económica de nuestro país, España no es Alemania, se quiere equiparar el nivel de todos los paises europeos y el nuestro ha forzado demasiado la máquina, ya tenemos el resultado, se necesita un cambio estructural de arriba a abajo, yo apoyo al 100% la iniciativa de este señor.

Ciudadano del Foro dijo...

Dos datos para la reflexión madura, serena y meditada:

Mario Conde firmó el Manifiesto Ferrara, la iniciativa anti-abortista del conocido periodista y político italiano, Giulano Ferrara. Luego, Mario Conde no estaría a favor del aborto y sí a favor de la vida del no nacido. (Véase hazteoir.org)

Manuel Ayllón Campillo, reputado arquitecto, urbanista y novelista, es masón, amigo de Monseñor Rouco Varela y condecorado por el propio Papa Juan Pablo II con la Pro Eclesia e Pontifice por su servicio a la Iglesia Católica en 1995. Aquí tienen el enlace que lo atestigua: http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1995/10/27/056.html

Sin duda, nos dejemos llevar por estereotipos, tópicos y reducciones mentales fáciles y opuestas al intelecto y al análisis crítico y desapasionado.

Reciban un cordial saludo. Paz y Bien.