jueves, 21 de noviembre de 2013

Antonio Banderas y la “post-democracia”


Estos histriones   anticapitalistas que viven y residen en la patria del capitalismo son algo más que hipócritas consumados. Además de incultos, son unos aprovechados oportunistas que no alcanzan la categoría de rancios marxistas.

Nadie con dos dedos de frente y el mínimo sentido democrático se plantearía que la solución a cualquier desafuero social debe venir, no del perfeccionamiento de la democracia, sino de la superación del sistema democrático por otro sistema post-moderno que bien podría tomar ejemplo de Hugo Chávez…… Pues ahí tenemos al politólogo “Melanio”, Antonio Banderas, que, o bien oye pajaritos junto a Nicolás Maduro, o es un farsante que viviendo del capitalismo lo censura de cara a su galería.

Un “hortera de bolera” que, emulando el deje cantinflesco de Felipe González,  a fuer de pretencioso, con el único bagaje intelectual que suponen los libretos de sus propias películas, pretende dar lecciones de teoría política y constitucionalismo frente a las cámaras de la sectaria Ana Pastor. A todo este espectáculo lo llaman cultura y a estos ignaros transformistas que, como cofrades, lo mismo dirigen el trono de la Virgen de Lágrimas y Favores en Semana Santa que imparten cátedra de teoría política, los llaman actores…… Dios coja confesados a quienes los escuchan y admiran !!!  

 

1 comentario:

susana dijo...

Qué barbaridad. Pensar eso ya es absurdo pero encima decirlo... Hace falta ser un patán, millonario y famoso pero patán.