martes, 29 de octubre de 2013

El Solemne Manso hiede a Bobo Solemne

      
Rajoy, en acertada referencia a su predecesor R. Zapatero, lo bautizó como Bobo Solemne pero en silencio, en su gallega discreción, lo admiraba y gustaba de sus formas. Zapatero tiene una gran habilidad para dar empaque y apariencia a la sansirolada más sansirola. Llega a utilizar frases evangélicas y las vuelve del revés para proclamar una gauchada. Resulta inolvidable aquel retruécano de “la libertad os hará verdaderos” sentenciada, un día que se levantó temprano, en su Desayuno de Oración con Obama en Washington. Una bobada antológica, además de atrevida. - R. Zapatero era un ejemplo de que la ignorancia y la maldad son atrevidas. Rajoy está en ello….., progresando adecuadamente.
R. Zapatero supura por boca de Mariano Rajoy que gusta de este ejercicio y que emana su hedor y su inclinación por la pornografía política, ensayándolo a través de su Fiscal General, su Señoría Torres-Dulce que hiede a Pumpido y gusta compartir tratamiento con la etarra Inés del Río. – Mariano Rajoy es Zapatero con barba, igual de vago en el trabajo aunque menos imaginativo. Si R. Zapatero se levantaba de sus siestas diarias asombrando a la decencia con maldades de libro, Rajoy abandona con regularidad sus permanentes letargos para hacer continuas traiciones a sus electores y compañeros de partido.
Si la especialidad de Felipe González y R. Zapatero era la ingeniería social de la izquierda y la derecha, Mariano Rajoy se ha especializado en manipular a la derecha blandita y buenista…… Si la especialidad de F. González y R. Zapatero consistía en nombrar Fiscales Generales con semblantes que reflejaban sus almas, la especialidad de Rajoy es nombrarlos fotogénicos y de nombre Dulce , aunque inertes ante el mal, educados hasta el extremo de dar tratamiento de “señora” a la alimaña etarra Inés del Río con sus 24 muertos en su fétida cuenta corriente.
Si la ideología de género impulsada por R. Zapatero era pura y proterva pedofilia, la pornografía de Rajoy se muestra en la obscena y perversa infidelidad a su electorado y a cualquier principio de moralidad e higiene política. La escatología de la política de Rajoy es la misma que la de R. Zapatero, es la que emana del Proceso Fecal que están llevando a cabo con ETA desde que el Ministro del Interior Fernández Díaz recibió en secreto a Zapatero el 10 de enero de 2012. Proceso que procuran presentarlo eufemísticamente como Proceso de Paz e integrarlo en el almario del electorado tontilón de todos aquellos a quienes gusta oler a podrido….. Eso sí, confesando estar siempre al lado de las víctimas…. Aunque, por otro lado, como son europeos, acatando y respetando lo contrario de lo que dicen y propiciando una amnistía de etarras encubierta.
Si la especialidad de Felipe González era provocar a sus incondicionales seguidoras para que le pidieran tener un hijo con él y la de Zapatero fue promover los abortos y los gaymonios, la especialidad de Rajoy viene siendo la de mantener la ley del aborto y los gaymonios para así, como viene haciendo, integrarlos en los cuadros dirigentes del PP.
Si las especialidades de R. zapatero fueron promover el enfrentamiento de la sociedad con una rencorosa ley de resentimiento histórico; con un feminismo progre; con la negación de la crisis; la promiscuidad social y sindical; el encamamiento con los nacionalismos y terrorismos, etc….. nada de eso ha tenido a bien revertirlo Mariano Rajoy, sino que ha seguido auspiciando el Proceso Fecal que Zapatero inició con los etarras, permitiendo las candidaturas de BILDU, la legalización de SORTU, patrocinando la activa pasividad de su Gobierno en la excarcelación de De Juana Chaos y Bolinaga, y la falta de voluntad para recurrir la sentencia del caso Faisán….. Todo ello culminado, de momento, con la indiferencia más absoluta durante todo el recurso filo-etarra a la Ley Parot ante Estrasburgo. Recurso que ha desembocado en la nauseabunda sentencia de este tribunal político, que no judicial.
Hemos pasado de la cristofobia de Zapatero al laicismo de mandil de Rajoy, de la traición de Zapatero a nuestros aliados internacionales a la de Rajoy con los propios votantes del PP, a los propios compañeros de partido asesinados en el País Vasco. Parafraseando a Klausewitz, con esos paralelismos en los que no hay riesgos a equivocarse porque vienen avalados por los hechos contrastados. Rajoy es la continuación de Zapatero por otros medios. Zapatero supura por boca de Rajoy que emana sus repugnantes hedores, su misma vocación por la pornografía política. El que tenga ojos para ver…… !!!
Hemos transitado del Bobo Solemne al Solemne Manso que hiede al Bobo Solemne que parece seguir en la Moncloa.