lunes, 14 de septiembre de 2009

El letargo de Europa

En marzo pasado, el Centro de Estudios estratégicos (GEES) publicó un estudio bajo el título de “Ante la decadencia de Europa”. El trabajo, exhaustivo pero conciso, abordaba no solo el diagnóstico de la decadente situación europea actual, sino un análisis de los problemas causantes de dicha situación y una propuesta de solución.

Ante la extensa acogida del anterior estudio, el GEES vuelve a publicar hoy un sucinto artículo de opinión en su página web que pretende dar contestación a la pregunta de si Europa tiene solución. - En una síntesis del estudio que llevó a cabo, GEES resume los cinco problemas clave de la Europa que vivimos:

• “Crisis Demográfica” grave, debida a las bajas tasas de natalidad.
• “Parálisis Económica” principalmente ocasionada por la baja productividad.
• “Crisis Institucional” generada por la falta de confianza de los ciudadanos.
• “Crisis Social” derivada de la perdida de valores, y agravada por la inmigración.
• “Crisis Estratégica” que emana de la falta de un proyecto común verdadero.

Esta situación provoca una falta de exigencia de responsabilidades, por parte del electorado europeo a sus líderes quienes, a su vez, no alcanzan el nivel de aptitud personal ni de preparación que las responsabilidades exigen. Ahí tenemos, a la vista de todos, la penuria de Berlusconi y Sarkocy, y la ineptitud e insolvencia de Zapatero, por no mencionar al mediocre Gordon Brown y la menesterosa Sra. Merkel. ¿Qué proyectos de altura conocemos de ninguno de ellos? - Al otro lado del Atlántico, mejor no mirar hoy día o, quizá, mejor ver lo que hay hoy antes de lo que podemos ver dentro de unos meses.

Como el electorado es de baja calidad, los líderes que salen de sus bases son de baja calidad; como los líderes son de baja calidad, la sociedad de electores que promueven y desarrollan es de baja calidad. Es un círculo vicioso y degradado que debemos romper. La cuestión es cómo.

GEES reclama la sustitución de esta casta de políticos perniciosos, como el eslabón por donde el círculo vicioso debe romperse. Desde mi modesto entender, esta sustitución solo puede llegar por dos causas: A) por un largo proceso de catarsis y autotransformación de la sociedad, ocasionada por una dolorosa exasperación social o B) Por un suceso socio-económico de alcance inesperado que sorprenda desagradablemente a la sociedad, y la despierte bruscamente de su letargo .................. No va a ser fácil, ni placentero.

Es lo que hay, y a los europeos no les gusta afrontar la realidad. En su debilidad mental, les asusta todo aquello que exija utilizar impulso y fibra …….., hoy por hoy, prefieren la fiesta multicultural, y los discursos huecos del modernismo y del populismo, que la exigencia del esfuerzo personal. No olvidemos que esfuerzo viene de "fortis". - Tiempo al tiempo.