jueves, 24 de diciembre de 2009

¿Navidad y Aborto?........Feliz Navidad !!!

.

Posiblemente, quizá, entre tanto tráfico, tantos regalos, tanto muérdago y tantos abortos, algunos hayan olvidado que Navidad viene de Natividad, que significa nacimiento y vida, familia y cercanía. Sí, el nacimiento de una nueva vida que llega entre nosotros para formar una familia. Sí, el mejor y gran regalo, de entre todos los regalos, que nos puedan haber hecho nuestros padres. El mejor y gran regalo, de entre todos los regalos, que podamos haber hecho a nuestros hijos.

No hay términos tan opuestos, tan antagónicos y contradictorios como Navidad y Aborto. Son dos términos, dos hechos, que se repugnan entre sí.

La Navidad celebra y acoge el Nacimiento de Jesús, la Nueva Vida que funda la familia cristiana. La familia por antonomasia. El aborto lamenta y repudia, sin poder celebrar ni acoger nada.

Celebración y acogida frente a lamento y repudio, dos actitudes personales en la vida y ante la vida. Dos actitudes que marcan toda una diferencia: Amor y abrazo al prójimo, al otro yo, con la humildad y sencillez de sentirnos miembros de una misma familia, frente al egoísmo y rechazo al prójimo, al otro yo, con la soberbia y arrogancia, aunque sea inconsciente, del que repudia en soledad ……….. Porque ante la llegada de una nueva vida, solo cabe negro sobre blanco. Puede haber preocupación y dificultades, puede haber incertidumbre, puede haber dolor, pero no debe de haber dudas ni medias tintas. Porque la más pobre de las vidas siempre será vida, o no será.

El aborto es en si mismo un rechazo y un sinsentido a toda existencia, a todo sentido de familia. Una vida que quiso ser y no le dejaron. - La Navidad celebra la vida, y la vida es la que da sentido a nuestra existencia como parte de la familia humana.

El aborto nos encierra en la ignorancia y en todo intento de comprensión y cercanía para con esas madres que necesitan una mano amiga que las acompañe en su maternidad, no una mano al cuello en nombre de una pretendida salud sexual que suena bien pero es mentira. - La Navidad, el Nacimiento, celebra la existencia de la vida en la Verdad, y la vida en la Verdad es la que da sentido a todo lo que no entendemos.

La Navidad es todo lo contrario de mucho de lo que nos pasa hoy día en la vida pública de la España oficial, ese remedo de España en el que algunos pretenden cambiar las fiestas de Navidad por las del “Solsticio de Invierno”, retirar los crucifijos, manipular la educación de nuestros hijos, y fomentar el aborto y la eutanasia. Menudo progreso el del “Estado y Sociedad de Bienestar” !!! - También, la Navidad es todo lo contrario de ese sentimentalismo buenista y exagerado lleno de confitería y consumismo que nos llega lleno de flores de Pascua, moqueta roja y muérdago. No, no es eso, la verdadera Navidad es mucho más modesta y humilde, más barata y casera, pero más rica, porque es vida en familia.

La primera Navidad, la del Nacimiento de Jesús en Belén, hace ya más de dos mil años, inauguró un Camino de Verdad y Vida que, ya desde entonces, algunos quieren abortar. No, no es coincidencia que muchos de los que rechazan a Cristo, aquellos cristófobos que todavía quieren abortarle y ya nunca podrán, sean los mismos que propugnan el aborto en nuestra sociedad. – No, no es coincidencia casual, es coincidencia de estrategia y planificación, coincidencia de intención.

Con la aprobación de la Ley del Aborto en las Cortes, y la ofensiva mundial de los pro-abortistas, no está siendo un buen año para la Natividad, pero hoy queremos quedarnos y transmitir la alegría sólida y serena, la esperanza firme que nos ofrece la seguridad de que la contienda por la Vida y la Familia la vamos a ganar. Porque es un valor al que me refería un par de semanas atrás como “valor frontera” en el que no cabe la condescendencia, un valor del que nunca haremos renuncia.

Que no se confunda nadie, los cristianos queremos y estamos dispuestos a compartir los valores de la Vida y la Familia que la Navidad representa, pero también a dar la vida por ellos si fuera necesario. Que nadie confunda la fortaleza del Amor cristiano con intransigencia y dogmatismo. Que nadie confunda la generosidad del Amor cristiano con el entreguismo y el sentimentalismo laicista.

Posiblemente, quizá, entre tanto tráfico, tantos regalos, tanto muérdago y tantos abortos, algunos hayan olvidado que Navidad viene de Natividad, que significa nacimiento y vida, familia y cercanía….. Quizá, a algunos, nadie les haya dicho nunca lo que eso significa, incluso que no se lo hayan querido decir, peor, que sean ellos los que no quieren saber lo que la Navidad significa, o que quieran abortar a sus hijos para que estos no puedan saberlo jamás.

¿Navidad y Aborto? ¿Dos opciones en la vida?...... No, solo una de ellas es opción de vida…… ¿Qué es lo que celebran en Navidad los que apoyan el aborto?

Feliz NAVIDAD 2009…....…, Feliz Nacimiento !!!

Feliz 2010 !!!…..… Por
la Vida y la Familia en 2010 !!!

NO Regales Aborto
…., Regala Vida !!! .... Regala Familia !!!



........

Veni, veni, Emmanuel ............. Un Niño Que Cambió El Mundo

.

5 comentarios:

Malaquias dijo...

Luego dicen que la oposicion al aborto no tiene nada que ver con la Religion.

cordura dijo...

Desde luego, aborto y Navidad se dan de tortas.

Abundando en el tema navideño:

“Por una Navidad sin tregua (o por qué estos días son una farsa)”

ttp://lacomunidad.elpais.com/periferia06/posts

María dijo...

Para oponerse al aborto no hace falta ser religioso, basta con ser una buena persona. Los cristianos celebramos la Vida en Navidad. Los demás celebran una fiesta cualquiera.

Anónimo dijo...

¿Y por qué celebráis la Semana Santa si sois pro-vida?

fromspanya dijo...

Para Anónimo: Porque la Semana Santa siempre es el preludio de la Pascua de Resurrección y Vida. - Cordialmente.